VERTEX

Carrito de Compras

0 item(s) - 0.00€
Tu carrito de compras esta vacío!

Nuestro olivar, nuestra mayor riqueza

 OLIVARES 9

OLIVARES 9

Jaén, aceite y olivos es todo uno. Las mayores concentraciones de olivos de España se encuentran en Jaén con más de 60 millones de árboles repartidos desde las llanuras del Guadalquivir hasta las sierras de Cazorla, Segura y Mágina. Más de 550.000 hectáreas de olivar que producen en torno al 50% del total de aceites de oliva nacionales, y más del 20% del mundo, según datos del gobierno andaluz.

Aceituneros de Jaén

Con toda probabilidad, los fenicios propiciaron la expansión del olivo a través de las islas del Mediterráneo llegando a la actual península ibérica, pero fueron sin duda los romanos quienes lo llevaron a todas sus colonias donde podía desarrollarse, tal y como consta en muchos documentos históricos.

El comercio del aceite obtenido de los olivos de Hispánia se extendió por todo el mundo romano occidental. Desde entonces, el olivo ha quedado vinculado al mar mediterráneo y ha sido cultivado hasta nuestros días. Todos los pueblos que fueron ocupando el Mediterráneo han aorotado cultura, regadío y otras tecnologías al cultivo del olivo y la extracción del aceite haciendo de él un producto de uso habitual, y una mercancía principal en los intercambios comerciales de todas las épocas.

Sabemos, por los historiadores que fueron los árabes quienes, durante los ocho siglos que ocuparon Andalucía, los que impulsaron su cultivo y convirtieron a España en el primer productor de aceite de oliva a nivel mundial que en la actualidad es.    

Hoy como ayer Picual

En Andalucía hay varios tipos de aceite de oliva, tantos como aceitunas, pero en Jaén sigue predominando el monocultivo de la variedad Picual  que representa más del 95% de su producción. Jaén continúa fiel a su esencia y a sus orígenes olivareros, aunque hayan empezado a convivir con ellas otras variedades como la Royal en la Sierra de Cazorla, y algunas plantaciones de la variedad Arbequino y Hojiblanca

En aceite Valderas Alvarado es el resultado del trabajo y esfuerzo, que diferentes miembros de la familia realizan en sus parcelas y de la selección que posteriormente hacen de sus caldos.